¡Cuetense y a mucha honra!

Han pasado cuatro largos años desde que partí, pero aún, tengo el recuerdo plasmado en mi cabeza como pintura fresca, no Imagenborro de mi mente la cara de los vecinos más cercanos enjugando algunas lágrimas y diciendo adiós, algunos llegaban hasta allí a despedirse, otros miraban desde sus portales y otros como Bryan –el negrito de mi casa- no se desprendían de la cintura de mi mamá. Era hora de abordar el camión -mi cuñado conducía- aquella rústica bestia donde viajábamos con incertidumbre junto a nuestras modestas pertenencias. Había llegado el momento de dejar atrás todo lo que hasta ese día fue, había llegado la hora de decirle adiós a vecinos, amigos, parque, línea férrea, dejábamos entonces, a nuestro querido Cueto.

ImagenHan pasado cuatro años; sin embargo, nunca he soñado con mi nuevo hogar ni con mis nuevos vecinos; recurrentemente sueño con mi vieja casa de Cueto con su madera gastada, su agujereado techo de zinc, su piso corroñoso, su inmenso patio con matas de coco y guayabas dulces, con los trenes y sus “cariñosos” pitidos casi en mis oidos. Aun sueño con Cristina Villalón –mi vecina enfermera- que aun nos llama de “sobrinos” a mi hermana y a mí; nos actualizaba cada vacuna en tiempo y forma, yo la veía llegar con su impecable uniforme blanco y me “erizaba” ¿traerá o no algún pinchazo para mis flacos brazos? a ella no se le escapaba nadie, si te tocaba pincharte, pues te pincharía. Tan buena mi tía.

Aun sueño con chicho Merencio, mi padrino. Sueño con Sergio -el ambulanciero- , excelente persona que falleció hace unos años y aún no dejo de preguntarme: ¿por qué se van los buenos? Veo a Pavel con sus dos largas canillas huyendo de Kiko (el perro de Dora), hay noches en las que mis sueños parecen una fiestas de CDR (los cubanos saben de sobra de lo que hablo) voy organizando el sueño hasta que veo que se junta todo el vecindario en la esquina de mi casa y veo el movimiento de los calderos y siento el barullo de amigos de la infancia y me veo, un niño sudado, corriendo descalzo por toda la calle Luis Beltrán.

Hay momentos que marcan nuestras vidas para siempre, pasarán los años y un águila por el mar, pero Cueto seguirá siendo mi casa y mis vecinos, aquellos, los de la Luis Beltrán. Mi tía Georgina, el chino, Felita, Aimara, Miriam Carracedo, Heiler, Dominguita y muchos más, esos son mis vecinos, gente buena que te quiere de gratis.

Imagende quienes están peor, con nostalgia de su pueblito y mucho más lejos que lo que estoy yo, imagino como deben extrañar el terruño porque, por experiencia propia sé, que la distancia es directamente proporcional a la añoranza por lo querido, muchas veces estoy en Holguín y me olvido de pasar por Cueto, pero cuando estoy más lejos –como ahora- no salgo del Google Earth buscando mi pedazo de tierra, no se me quita de la mente las imágenes del pueblo donde nací y me eduqué.

He conocido muy pocos coterráneos que no sientan orgullo de ser de allí, es un lema, siempre decimos: “cuetense y a mucha honra”, lástima siento por esos que porque dejan el pueblo ya dejan de usar su gentilicio, quizás nunca fueron de allí; el que es cuetense “de raza” no se “destiñe”. Cuando me hablan o me preguntan por Cueto digo –en forma de jarana-: ¿Cueto?, ¿Qué es eso, una fruta? ¿Se come? Pero la realidad es que nadie deja del todo lo que ama, hay partes del cerebro que se encargan de recordarte cada día quien eres, de dónde vienes y a quien te debes.

Te invito a que no digas más que eres de la Habana si eres de Cueto, no digas más que eres miamense si eres de Cueto, no digas más que eres europeo, chino, africano, esquimal si eres de Cueto; defiende tus raíces carajo, que nadie sabe si un día, sea Cueto quien una vez más, calme tu sed de viajero cansado. Siempre orgulloso de lo que soy les recuerdo que nosotros no pedimos ser cubanos, sencillamente, tuvimos mucha suerte. Mil bendiciones a todos, que la vida les sonría y que cada paso que den sea firme y estrictamente bien calculado, reciban el saludo cariñoso de este amigo que los quiere:Imagen

El cuetense intranquilo.

 

 

Anuncios

Acerca de El cuetense intranquilo

Soy un sencillo intruso que se somete a pruebas que el destino le pone, escribo lo que quiero mientras pueda, el día que no pueda escribir lo que quiero, me dedicaré a pensarlo. Amo a mi familia más que a mi mismo. Soy de Cueto, Holguín, Cuba y tú?
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a ¡Cuetense y a mucha honra!

  1. Iliana Rivas Martinez dijo:

    Hola a todos los cuetenses! Que bonita publicaciòn, yo creo que también soy una cuetense al menos de adopciòn. Desde pequena pasaba mis vacaciones escolares en la casa de mis tìos segundos (tìos de mi mamà). El lugar donde te podìas ”encaramar” sobre una mata de guayabas sin que nadie se alarmara, jugar en los charcos de agua, tener un patio donde ”revolcarte” con tus primos cuando caìa un buen aguacero. Comer chicarrones de puerco, tomarte una lata completa de leche evaporada y hacer las ligas màs inimaginables sin que nada de eso te ”cayera mal” durante el trayecto de regreso a La Habana.
    Que gratos recuerdos. En mi vida adulta cuando pienso en mi ninéz, todos los recuerdos màs lindos me vienen de Cueto. Unos ventiocho anos màs tarde volvì à Cueto y el flechazo fué tal que ahora mi mamà se mudò para allà y para hacer honor a mi ninéz, mis vacaciones laborales las paso allà también.

    • Gracias por dejar su comentario. .. cuéntenos un poco más de su familia, ¿quienes son? ¿donde viven? disfrutamos compartir emociones relacionadas con nuestro terruño! !!

      • Iliana Rivas Martinez dijo:

        Mi familia en Cueto se encuentran unos en la calle Herminio Hernandez, cerca de la casa grande de madera que pertenecìa à Lojo, el profesor. Mi primo se llama Victor, él es médico forence sus padres son Mikin y Enelio que viven una cuadra y media màs lejos, cerca de la otra lìnea del tren que creo que ahora es inutilizada pero por donde antes pasaba la ”carata” Tengo otra tìa que se llama Giralda, no se el nombre de la calle pero no es lejos de los otros. Lo mejor es que descubrì un montòn de primos y primas que hace decenios que no veìa y otros que conocì por primera vez. Todos tan lindos los unos como los otros. Uffff que suerte y que riqueza para mi que no tengo hermanos. La anoranza es tanta que como los ninos chiquitos, cuento los dìas y las noches para volver a Cueto. 🙂

        • Bueno la calle Hermínio HERNÁNDEZ es exactamente al lado de la calle donde viví muchos años (luis Beltrán) y de la familia q me hablas conozco a Victor el resto quizás los conozca pero solo de vista… Además de haber vivido 27 años en ese bello mcpio soy Médico también y por ende conozco a muchas personas, solo que no recuerdo el nombre de todos… bienvenida a nuestro espacio y saludos a la familia cuetense.

  2. Yanela Ramírez Reyes dijo:

    Jamás pensé encontrar a alguien que se sienta tan orgulloso de ser Cuetense como yo. Han pasado 24 años desde que me fui de Cueto y todavía recuerdo la línea férrea, la polvorienta calle Luis Beltrán, donde viví los últimos años en mi pueblito, justo al lado de Dominguita. Esa nostalgia siempre me acompaña, como hermana gemela, Me has sacado las lágrimas, porque me vi a mí misma cuando dejaba atrás mi infancia. Hoy vivo en Guyana y a veces cuando converso y voy a referirme a esta ciudad, cometo el hermoso error de llamarla Cueto. Gracias por devolverme esos bellos recuerdos.
    Una doctora perdida por el mundo pero Cuetense y a mucha honra!!!!!!

  3. Marilis Barrios dijo:

    Cueto es y será siempre lo máximo, ahí nací, crecí, tengo a mi familia y no hay dia que me levante y no tenga en mi mente ese adorado pueblo. Siempre orgullosa de ser Cuetense.

  4. Anónimo dijo:

    Bravo!!!! Para cuentenses o no el mensaje está claro, sentir orgullo del lugar donde se nace y crece.

  5. Ines Martínez Núñez. dijo:

    Saludos , siiiii de Cueto y a mucha honra , eso me gustó , a pesar de que hace muchisimos años no vivo allá , yo amo amo a Cueto ,es mi tierra amada Inés..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s